Centros de Estudios Regionales de universidades chilenas presentan libro sobre democracia y territorios

“El nuevo orden regional. Construcción social y gobernanza del territorio” fue coordinado por el CER de la Universidad Austral de Chile y publicado por Ediciones UACh en su colección Austral Universitaria de Ciencias Sociales, Artes y Humanidades.
El Centro de Estudios Regionales y del Desarrollo Territorial de la Universidad Austral de Chile ofrece en este libro un análisis transversal que reúne a diversos investigadores de la Red de Centros de Estudios Regionales de las universidades chilenas, proponiendo un debate informado sobre las realidades regionales, sus capacidades y debilidades para hacerse cargo de la urgente tarea descentralizadora y desconcentradora.
Como consigna Pedro Güell en la introducción a esta obra, «una lectura transversal permite reconocer un diagnóstico común del estado de las regiones ante los desafíos de la descentralización. El diagnóstico es crítico, pues se muestran las debilidades del aparato público, del capital humano regional, de las redes de cooperación, de la confianza cívica, de la participación organizada y de la innovación económica. Este diagnóstico crítico, sin embargo, no conduce al inmovilismo. Por el contrario, es un sentido de realidad que se quiere poner a la base de la voluntad de acción para que esta sea más efectiva».
El título se inscribe en la colección Austral Universitaria de Ciencias Sociales, Artes y Humanidades de Ediciones UACh. Por ahora se encuentra disponible únicamente en eBook (www.edicionesuach.cl) y su formato en papel se concretará en cuanto las disposiciones sanitarias por la pandemia lo permitan.
Sus editores son Verónica Fuentes, doctora en Estudios del Desarrollo; Egon Montecinos, doctor en Ciencia Política, y Pedro Güell, doctor en Sociología. Consultado respecto al momento en que aparece este libro, Egon Montecinos, director del Centro de Estudios Regionales y del Desarrollo Territorial de la UACh, manifiesta ciertas debilidades del nuevo modelo de representación democrática que se implantará en Chile a partir de la elección popular de los gobernadores regionales, pero, asimismo, reconoce avances sustantivos en la estabilidad política que obtendrá la gestión regional.
– ¿Cómo imagina la gestión de la actual emergencia sanitaria en un Chile con sus nuevos Gobiernos Regionales ya empoderados?
Es uno de los temas no contemplados con claridad en la reforma política a la descentralización, dado que las dos nuevas autoridades que se consideran en este cambio —gobernador regional y delegado presidencial regional— tendrán dentro de sus funciones enfrentar las emergencias. Por un lado, el delegado presidencial regional será el encargado de coordinar a los servicios públicos a través del Comité Operativo de Emergencia Regional. Es decir, será quien convocará a servicios públicos, fuerzas de orden y seguridad, directores de servicios de salud, educación, etc. Por otro lado, el gobernador regional, autoridad electa, tendrá la función de enfrentar las emergencias que sucedan en la región a través de la disposición de recursos, especialmente provenientes del FNDR. Se deduce que su función no está en la coordinación de servicios para enfrentar la emergencia, sino en proveer recursos para solucionarla.
Este es uno de los principales vacíos que tiene la ley al no dejar claramente establecido, por ejemplo, si el gobernador regional tendrá un lugar estable y permanente en el Comité Operativo de Emergencia Regional y qué lugar o función tendrá en ese comité. De no clarificar esta situación, provocará tensiones permanentes entre una autoridad designada y otra electa sobre una misma unidad territorial. Imagine esto con la posibilidad de que a nivel comunal exista una cohabitación entre un delegado presidencial comunal (designado por el presidente de la República) conviviendo con un alcalde que usted elige democráticamente, súmele que no estén claras o estén difusas las funciones y competencias para enfrentar una emergencia.
– Este nuevo orden se implementará, entonces, con algunas debilidades… ¿las correcciones que requiera serán parte de la transición o se necesitará de una «cirugía» mayor?
Así es, este nuevo orden se implementará con algunas debilidades, no obstante quiero señalar que esto es infinitamente superior a lo que tenemos, con intendentes regionales que en promedio duran dieciocho meses en el cargo y que no ofrecen estabilidad política a la conducción regional, a la planificación regional, en definitiva al desarrollo de las regiones. Las correcciones a este diseño vendrán de dos caminos. El primero es a los resultados de la ley corta que se comprometió a impulsar el Gobierno, sobre lo cual no ha pasado nada, ni siquiera se conocen los resultados de una comisión que se convocó el año pasado y que ya entregó sus propuestas (pero, que reitero, aun no se conocen ni son públicos sus propuestas). El segundo camino es el que impulsarán los propios gobernadores regionales, quienes a partir del ejercicio de su cargo y articulados los dieciséis gobernadores del país, no me cabe duda de que impulsarán nuevas reformas y correcciones a las debilidades con la que se creó este nuevo cargo. La experiencia comparada internacional, así lo indica.
FICHA TÉCNICA
Título: El nuevo orden regional
Subtítulo: Construcción social y gobernanza del territorio
Editores: Verónica Fuentes, Egon Montecinos y Pedro Güell
Materia: Ciencia política
Páginas: 168
ISBN: 978-956-390-111-5
ISBN digital: 978-956-390-116-0
Valor eBook: USD 6.99
Texto: Comunicaciones Ediciones UACh. 

También Puedes Ver