Bienes Nacionales lanza campaña “Cero Rayados” que busca que la ciudadanía reporte estas irregularidades

Los rayados en las fachadas de casas, edificios y en el patrimonio de la ciudad, han proliferado en los últimos años, en cada rincón del país. De hecho, hace unas semanas, se convirtió en viral un video de un turista coreano, que encaraba a una familia, que rayaba las paredes del cerro Santa Lucia, recibiendo como respuesta un “esto es normal”.

“Eso es lo que queremos evitar. No tiene nada de normal que alguien estropee el patrimonio del país. No podemos naturalizar que una persona tome un spray y escriba cosas sin sentido en una casa o en el casco histórico de la ciudad”, señaló el ministro de Bienes Nacionales, Felipe Ward.

Las denuncias de rayados que ensucian y dañan las fachadas se  pueden realizar a  través de una aplicación SOSAFE para que el ministerio de Bienes Nacionales pueda tomar conocimiento de estos rayados.

“A través de esta aplicación, que cualquier persona puede instalar en su celular, la ciudadanía podrá realizar una denuncia por rayados, incluso sacándoles una foto, porque este es un acto penado por la ley”, recalcó el ministro Felipe Ward. “Queremos lograr modificar conductas, por eso el llamado a comprender que Chile es de todos y no de nadie”, dijo el ministro Ward.

En tanto, Eduardo Berger, seremi de Bienes Nacionales Los Ríos, comentó que “es importante la ayuda de la tecnología en la protección de nuestro patrimonio. Como Gobierno del Presidente Sebastián Piñera estamos trabajando arduamente en proteger las viviendas y edificios y sobre todo las de carácter patrimonial. Esperemos tener un aliado en la ciudadanía para que informar cuando vea que edificios y patrimoniales son reyados por algunas personas”.

Sobre otras vías de cómo realizar las denuncias, estas podrán ser enviadas a través de un banner que ya está disponible en el sitio web del ministerio www.bienesnacionales.cl. Esta información servirá para informar a los municipios y Gobiernos Regionales, de los puntos donde enfocar los esfuerzos de recuperación de fachadas y, así, combatir estas malas prácticas.

También Puedes Ver